"POR LA EXCELENCIA EN LA ATENCIÓN MÉDICA PREHOSPITALARIA DE EMERGENCIA"

 

Inicio

Quienes Somos

Capacitación

Biblioteca

Donativos

Contacto

 

TRASLADO DE LESIONADOS

MANUAL DE PRIMEROS AUXILIOS

DEFINICION.
El traslado innecesario de las víctimas de un accidente o de los enfermos graves es muy peligroso.

"Transpórtelas con Seguridad"

Al trasladar un accidentado o un enfermo grave, se deberá garantizar que las lesiones no aumentarán, ni se le ocasionarán nuevas lesiones o se complicará su recuperación ya sea por movimientos innecesarios o transporte inadecuado.

Es mejor prestar la atención en el sitio del accidente, a menos que exista peligro inminente para la vida de la víctima o del auxiliador como en un incendio, peligro de explosión o derrumbe de un edificio.

Una vez que haya decidido cambiar de lugar a la víctima, considere tanto la seguridad de la víctima como la suya. También tenga en cuenta su propia capacidad, así como la presencia de otras personas que puedan ayudarle.

METODOS PARA LEVANTAR A UNA PERSONA.
Arrastre.

Se utilizan cuando es necesario retirar una víctima del área del peligro, a una distancia no mayor de 10 metros y cuando el auxiliador se encuentra solo. No debe utilizarse cuando el terreno sea desigual o irregular (piedras, vidrios, escaleras).

Coloque los brazos cruzados de la víctima sobre el tórax. Sitúese detrás de la cabeza y colóquele sus brazos por debajo de los hombros sosteniéndole con ellos el cuello y la cabeza. Arrástrela por el piso. Si la victima tiene un abrigo o chaqueta, desabroche y hale de él hacia atrás de forma que la cabeza descanse sobre la prenda. Arrástrela por el piso, agarrando los extremos de la prenda de vestir (abrigo, chaqueta o camisa).

Si en el recinto hay acumulación de gas o humo, haga lo siguiente:

1.- Si la víctima está consciente y no puede movilizarse, arrodíllese y pídale que pase los brazos alrededor de su cuello, entrelazando las manos.

2.- Si está inconsiente, sujétele las manos con una venda a la altura de las muñecas y realice el mismo procedimiento.

3.- Si la víctima es muy grande ested puede usar el arrastre de los pies, asegurándose que la cabeza de la víctima no se lesione con un terreno desigual o irregular.

Cargue de brazos
Cuando la víctima es de bajo peso.

1.- Pase un brazo por debajo de los muslos de la víctima.

2.- Colóquele el otro brazo alrededor del tronco, por encima de la cintura y levántela.

COMO CARGA A UNA PERSONA CON LOS BRAZOS Y CON LOS PARAMEDICOS.

COMO CARGAR CON LOS BRAZOS CON TRES PARAMEDICOS.

CON LA AYUDA DE UNA COBIJA. O CON LO QUE SE PUEDA IMPROVISAR EN ESE MOMENTO.
Para levantar un lesionado o enfermo con ayuda de una cobija o frazada se necesitan de 3 a 5 auxiliadores.
Se usa cuando no se cuenta con una camilla y la distancia a recorrer es corta. NO se debe usar este método si se sospecha lesiones en la columna vertebral.

Colocar la frazada o cobija doblada en acordeón a un lado de la víctima.

Dos auxiliadores se colocan arrodillados junto a la víctima y la acomodan de medio lado (uno de los auxiliadores la sostiene de la cadera y las piernas, el otro de la espalda y la cabeza); el tercero acerca la cobija o frazada y la empuja de tal manera que le quede cerca de la espalda.

Coloquen nuevamente la víctima acostada sobre la espalda y ubíquense para proceder a levantarla:


 

Forma correcta de subir un lesionado a una camilla.

Cuatro auxiliadores se colocan arrodillados al lado y lado de ésta:
dos en la parte superior, toman la cobija o frazada a la altura de los hombros y de la cintura y de las piernas, y el quinto detrás de la cabeza.

Halen los extremos de la cobija para evitar que quede enrollada debajo de su cuerpo.
Enrollen los bordes de la cobija o frazada, rodeando el cuerpo de la víctima.

A una orden , pónganse de pie y caminen lentamente de medio lado, iniciando la marcha con el pie que queda más cerca de los pies del lesionado.

COMO TRANSPORTAR UN LESIONADO CON AYUDA DE ELEMENTOS.

Un lesionado puede ser transportado utilizando diferentes elementos como:
silla, camilla y vehiculo; su uso depende de las lesiones que presenta, de la distancia y de los medios que se tengan para hacerlo.

Transporte en silla.
Se usa cuando la persona está consciente y NO tiene lesiones severas, especialmente si es necesario bajar o subir escaleras.
Debe tenerse la precaución de que el camino esté libre de obstáculos, para evitar que los paramédicos se resbalen. Para emplear este método de transporte se necesitan 2 paramédicos. Verificar que la silla sea fuerte. Sentar a la víctima en la silla. Si no puede sentarse sin ayuda, hagan lo siguiente:

Cruce las piernas de la víctima, un paramédico se pone de rodillas a la cabeza de la víctima.

Meta una mano bajo la nuca, la otra mano bajo los omoplatos.

En un solo movimiento siente la víctima, acercándose contra ella o sosteniéndola con una pierna.

Coloque un brazo por debajo de las axilas de la víctima cogiendo el brazo cerca de la muñeca.

Con su otra mano tome de igual forma el otro brazo y entrecrúcelos apoyando la cabeza contra el paramédico, sostenga el tronco de la víctima entre sus brazos.

Póngase de pie con la espalda recta, haciendo el trabajo con las piernas, mientras el otro paramédico le sostiene las piernas a la víctima.

A una orden, levántense simultáneamente y coloquen la víctima en la silla.

Asegúrenla en la silla, inclinen la silla hacia atrás, para que la espalda de la víctima quede contra el espaldar de la silla.

A una orden, levanten simultáneamente la silla y caminen lentamente.

TIPOS DE CAMILLA.
Dentro de los tipos de camillas tenemos:

Camillas de lona para transportar víctimas que no presentan lesiones de gravedad.

 

Camillas Rígidas para transportar lesionados de columna; éstas son de madera, metálicas o acrílico.

Camillas de vacío para transportar lesionados de la columna.

Camilla para el transporte de lesionados en operciones helicoportadas.

 

FORMAS DE IMPROVISAR UNA CAMILLA

1.- Una camilla se puede improvisar de la siguiente manera:

2.- Consiga 2 o 3 Chaquetas o abrigos y 2 trozos de madera fuertes.

3.- Coloque las mangas de las prendas hacia adentro.

4.- Pase los trozos de madera a través de las mangas.

5.- Botone o cierre la cremallera de las prendas.

Otra forma de improvisar una camilla es la siguiente:

1.- Consiga una frazada o cobija y dos trozos de madera fuertes.

2.-Extienda la cobija o frazada en el suelo.

3.- Divida la cobija imaginariamente en tres partes, coloque un trozo de madera en la primera división y doble la cobija.

4.- Coloque el otro trozo de madera a 15 cm del borde de la cobija y vuelva a doblarla.

 PREVENCIÓN.
Para evitar mayores lesiones en el traslado de las víctimas de un accidente se debe: Asegurar que las vías respiratorias estén libres de secreciones. Controlar la hemorragia antes de moverla. Inmovilizar las fracturas. Verificar el estado de conciencia. Si se encuentra inconsciente, como resultado de un traumatismo, considérela como lesionada de columna vertebral. Evite torcer o doblar el cuerpo de una víctima con posibles lesiones en la cabeza o columna. Utilizar una camilla dura cuando sospecha fractura de columna vertebral. No debe ser transportadas sentadas las personas con lesiones en la cabeza, espalda, cadera o pierna. Seleccionar el método de transporte de acuerdo con la naturaleza de la lesión, número de ayudantes, material disponible, contextura de la víctima y distancia a recorrer. Dar ordenes claras cuando se utiliza un método de transporte que requiera más de 2 auxiliadores. en estos casos uno de los auxiliadores debe hacerse cargo de dirigir todo el procedimiento.

 TOME PRECAUCIONES.
Para lograr una mayor estabilidad y equilibrio de su cuerpo, separe ligeramente los pies y doble las rodillas, NUNCA la cintura. La fuerza debe hacerla en las piernas y no en la espalda. Para levantar al lesionado, debe contraer los músculos de abdomen y pelvis, manteniendo su cabeza y espalda recta. NO trate de mover solo un adulto demasiado pesado. busque ayuda.

Después de los primeros auxilios se debe asegurar el traslado en las mejores condiciones (Fig. 15).

Fig. 15:
Confección improvisada
de una camilla utilizando
palos, barras de hierro, etc.
así como lona o una manta

Los peligros de un transporte incorrecto son:

  • Agravar el estado general.
  • Provocar lesiones vasculares o nerviosas.
  • Convertir fractura cerrada en abierta, incompleta en completa.
  • Provocar mayor desviación de la fractura.
El transporte deberá hacerse siempre en camilla y si no disponemos de ella, se improvisará. La colocación del herido sobre la camilla se puede hacer de las siguientes formas:
MÉTODO DE LA CUCHARA:
  • 3 socorristas se colocan al lado de la víctima, arrodillan una pierna e introducen sus manos por debajo del cuerpo del accidentado y lo izan a la vez, mientras que el cuarto coloca la camilla por debajo del cuerpo ya colocada paralelamente al cuerpo del herido y al otro lado de los socorristas.
MÉTODO DEL PUENTE:(Fig. 16)
  • Se necesitan 4 personas. Tres de ellas se colocan de forma que el herido, tendido en el suelo, QUEDE ENTRE SUS PIERNAS.
  • Pasan sus manos por debajo de las pantorrillas y muslos, otro por debajo de la cintura y región lumbar y el tercero por debajo de hombros y nuca.
  • A una voz IZAN LOS TRES A LA VEZ el cuerpo como un todo rígido, mientras que la cuarta persona introduce la camilla por debajo del cuerpo de accidentado y entre las piernas de los socorristas.
  • A continuación y siempre con movimientos sincronizados depositan el cuerpo en la camilla.

Fig. 16

Inicio

Quienes Somos

Capacitación

Biblioteca

Donativos

Contacto